Menú del día de la Banca: Desahucios y obras sociales en el mismo plato

 

            La Obra Social La Caixa financia una campaña invernal en Santander, para atender a personas que duermen en la calle, denominada ‘Ola de Frío’. El servicio funcionará hasta el 30 de abril desde las 11 de la noche hasta las dos de la madrugada, y contará con una unidad móvil para atender a las personas sin hogar, además del personal del Centro de Acogida Princesa Letizia, dos auxiliares educativos y voluntarios que serán coordinados por la Asociación NuevaVida.
            La Caixa financia íntegramente la campaña con un presupuesto de 12.000 euros ,a la que se suma la colaboración altruista de empresas como Café Dromedario o Sobaos Serafina, y el apoyo de la Policía Local y los Servicios Sociales del Ayuntamiento.
            El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, firmó el pasado jueves el convenio de colaboración para esta campaña con el director territorial de Banca de Instituciones de La Caixa Cantabria y el País Vasco, Pedro Bartra.
           El alcalde señaló que muchas de las personas que viven en la calle desconocen la existencia de servicios sociales que pueden ayudarles a paliar sus problemas, y este programa, permite proporcionarles información de los recursos existentes, actuar con carácter preventivo y detectar situaciones específicas de vulnerabilidad.
            Por su parte, el responsable de La Caixa afirmó que esta actividad «entronca en la raíz más profunda de lo que es la razón de ser» de la obra social de esta entidad financiera
          Según señaló, la aportación de la obra social de La Caixaeste año en Cantabria es de ocho millones de euros, la misma cantidad que en ejercicios anteriores pese a que la capacidad de generar recursos ha disminuido, y el principal proyecto es la puesta en marcha de 105 viviendas de alquiler social en Peñacastillo.
            Resulta curioso como nuestros bancos “lavan la cara” con sus obras sociales. En pleno escándalo de los desahucios, recordamos como el portal inmobiliario de La Caixa ofrecía el piso que tenía en propiedad Amaia Egaña, la vecina de Baracaldo que se suicidó recientemente por que la iban a desahuciar de su casa.
         En el año 2003, el Banco de España ya advertía de que la vivienda en nuestro país estaba sobrevalorada un 30%. ¿Cuánto dinero han pagado de más  los propietarios de las 400.000 viviendas y locales que ya han sido embargados hasta la fecha? ¿cuánto dinero han ganado los bancos, incluída la Caixa, con la burbuja inmobiliaria dando préstamos a promotoras, constructoras y demás? Hay que tener poca vergüenza para intentar cubrir este robo con cuatro cafés, cuatro bollos, un poco de caldo y unas viviendas sociales.
 El responsable de la Caixa, señor Bartra tiene toda la razón en su afirmación: la actividad “entronca en la raíz más profunda de lo que es su razón de ser”, PRIMERO ROBAR, Y LUEGO MAQUILLAR EL ROBO.

 

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 17 =