Menos democracia con la excusa de la austeridad

   Recientemente, el concejal del Partido Regionalista de Cantabria en el ayuntamiento de Santander, Francisco Sierra, ponía de manifiesto la trastienda de una de las medidas para fomentar la austeridad del Gobierno. La medida se refiere a la supresión del 30% de concejales en los más de 8.000 ayuntamientos del Estado. Sierra critica que esta medida beneficia a los partidos mayoritarios y dificulta el acceso a los minoritarios al gobierno municipal. Pero lo que esta medida no toca es lo referente a la dedicación exclusiva o no de dichos concejales.  De esta manera en el Ayuntamiento de Santander hay 12 concejales (según Sierra) con dedicación exclusiva que cobran 3.011.14€ al mes. Si se reduce el 30% de los 27 concejales, la corporación pasaría a contar con 19 concejales. De estos, perfectamente podría seguir habiendo 12 concejales con sueldos astronómicos como hay ahora. Francisco Sierra presentó una moción en el año 2010 pidiendo que se redujeran a la mitad los sueldos de los concejales. Desde el sentido común podemos plantear que a la política se debe dedicar uno por vocación de servicio, y que por tanto, sobra todo tipo de estipendios por esta labor. No obstante, es de agradecer que se destape la hipocresía de querer cercenar la democracia más cercana al ciudadano con la excusa de la austeridad. ¿Se ha preguntado algún político del Partido Popular, impulsor de esta medida, o de otros partidos, si hay gente dispuesta a ser concejal sin cobrar un duro ni una dieta?….

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =