Cambios sociopolíticos en la mujer embarazada

      En la mujer gestante se producen cambios sociopolíticos ¿Por qué los profesionales (matronas, ginecólogos,…) no hablamos de ellos a las familias? En las charlas de educación maternal que las matronas damos en los centros de salud, la primera sesión es  ‘cambios físicos y psíquicos durante el embarazo. Cuidados del embarazo’. En ella explicamos los cambios físicos y psíquicos que acompañan al embarazo y qué hacer ante ellos. Pero no decimos nada de los cambios que yo llamo ‘sociopolíticos’, y sin embargo se producen. Por eso deberíamos tratarlos también, máxime cuando hasta la propia OMS insta a tratar integralmente todos los problemas de la salud, y que uno de los fundamentos del programa de preparación a la maternidad y paternidad del Servicio Cántabro de Salud, es “transmitir la importancia de las mujeres como constructoras y transmisoras del valor sociocultural de la maternidad”. Es verdad que la ciencia habla poco de estos cambios sociopolíticos, pero son una evidencia y los profesionales sanitarios no podemos cerrar los ojos a esta verdad.

Bien los conocen las transnacionales. Ellas sí lo tienen estudiado. Les interesa mucho, se juegan su negocio. En un estudio de la multinacional Chicco sobre el embarazo, se afirma que un bebé transforma los valores personales y la visión global del mundo, generando en las madres mayor capacidad de sacrificio, sentido de la responsabilidad, sensibilidad frente a la injusticia social y preocupación ante la enfermedad y la muerte. Surge una necesidad más apremiante de hacer algo por el resto de la humanidad.

¿Por qué es Chicco quien hace este estudio? Porque necesita pervertir lo que la maternidad es, y que en vez de ser una experiencia para abrir los ojos a los problemas del mundo, sea una experiencia para que la mujer se cierre más en ella misma, y se centre sólo en consumir (cuanto más mejor) y sólo en cubrir sus necesidades y las de su familia. A Chicco le interesa que la maternidad no sea una experiencia motor para la lucha por la justicia y sí para el consumismo y la evasión, porque lo necesita para sostener su negocio. Es una multinacional explotadora, que busca maximizar sus beneficios a base de vender productos muchas veces innecesarios para el cuidado del bebé, y de explotar a los trabajadores que los fabrican. El 19 de noviembre de 1993 se declaró un incendio en una de las plantas proveedoras que Chicco tiene en China, la Zhili Handicraft Factory. Los 200 empleados que estaban presentes –en su mayoría, mujeres jóvenes–
intentaron huir. Pero solo unos pocos pudieron salvarse. Porque, para evitar que los empleados robaran mercancías, la fábrica había sido asegurada como una cárcel: las ventanas tenían rejas y las salidas de emergencia estaban bloqueadas. El edificio también servía de almacén, por lo cual las llamas se extendieron rápidamente. En el incendio, 87 personas murieron calcinadas y 47 sufrieron heridas graves.
¿Qué consecuencias tendría que las matronas habláramos de esto en nuestras sesiones de preparación a la maternidad y paternidad, y que las madres y padres que a ellas asisten se hicieran más conscientes de este cambio? Los profesionales podemos ser motor de cambio del mundo injusto en que vivimos, y si no lo
que hacemos es apuntalarlo. Poder, podemos. ¿Queremos?
MATERNIDAD PARA LA SOLIDARIDAD vs MATERNIDAD PARA EL NEGOCIO

1 Recordamos la definición que de la salud hizo ya en 1946 como estado
completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia
de afecciones o enfermedades.

2 Informe nacional 2010 ‘La infancia y la maternidad en España’.

3 También lo es la paternidad. Pero en la mujer esta experiencia se radicaliza
por los cambios que experimenta en su propio cuerpo. Esto hasta
tiene su reflejo en el lenguaje: mujer en griego es guiné, que tiene la
misma raíz que generosidad. Útero es en hebreo rehem, que quiere decir
misericordia (perdón)

BIBLIOGRAFÍA
1. A.A.V.V, ‘Programa de preparación para la maternidad y paternidad
del Servicio Cántabro de Salud’, Consejería de Sanidad y Servicios Sociales
de Cantabria, 2010.
2. Informe nacional ‘La infancia y la maternidad en España’, Chicco,

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 1 =