Iberoamérica: grandes riquezas naturales y empobrecimiento extremo

 

El Movimiento Cultural Cristiano llevó a cabo el miércoles pasado una charla-coloquio en el que la misionera laica Ester Legasa, relató las duras condiciones de vida de los habitantes de  Iberoamérica. El misionero salesiano Rogelio Arenal, que  iba también a relatar su experiencia, no pudo asistir al acto por encontrarse enfermo.
E
ster Legasa es misionera del Movimiento Cultural Cristiano en Venezuela. Destacó de  Venezuela el enorme clima de violencia que vive el país. Las cincuenta ciudades más violentas del mundo se sitúan en Iberoamérica y la capital de Venezuela, Caracas, es la segunda ciudad con más asesinatos. Aparte, Venezuela es un país con más de 3 millones de familias sin vivienda digna, con altos niveles de desempleo y salarios precarios que apenas dan para sobrevivir. Al tiempo, unas riquezas naturales enormes en petróleo y minerales, extraídos para las grandes empresas multinacionales.  
            La labor que desarrolla el proyecto misionero en el que está inmersa Ester, pretende hacer realidad la máxima del Papa Juan XXIII, “ la promoción de los pobres debe ser obra de ellos mismos”.Por ello se ponen en marcha las plataformas que el Movimiento Cultural Cristiano lleva desde hace más de 20 años aquí: una Casa de Espiritualidad para cursos, reuniones, encuentros, etc…, las ediciones “Voz de los sin Voz”, con una excelente acogida en ambientes universitarios, o la Campaña Contra las Causas del Hambre, el Paro y la Esclavitud Infantil. Todo ello realidades que buscan la formación integral de las personas y fomentar una espiritualidad basada en el sacrificio, la asociación, la humildad y la entrega gratuita. Estos valores son claves para una defensa radical de la dignidad humana y para salir del empobrecimiento.
            En el diálogo posterior con los asistentes, familiares del misionero salesiano Rogelio Arenal, que realiza su labor en Mozambique, destacaron como él mismo relata la pobreza de las gentes del país. Al lado del lugar donde desarrolla su labor, existe una de las principales macroredes eléctricas del continente africano que atraviesa África para dotar de energía a África del Sur mientras ellos usan velas para iluminarse. Esto constata que las riquezas naturales que permitirían el desarrollo de estos países, son literalmente expoliadas.
            Para finalizar el acto, se presentó el XXVII Aula Malagón-Rovirosa. Un aula de cursos de verano para la concienciación sobre el mundo desde la óptica de los empobrecidos de la Tierra. Se destacó el curso “Fe-Cultura Iglesia Perseguida” que profundizará en las persecuciones que sufren hoy los cristianos en el mundo.

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.