Hay que abordar las causas estructurales de la pobreza para no ser cómplices del sistema. Monseñor Jorge Lozano

De izquierda a derecha, Mons. Jorge Lozano, Mons. Vicente Jiménez y
el sacerdote diocesano y Consiliario del MCC, Óscar Lavín
Sin abordar las causas estructurales de la injusticia corremos el riesgo de ser cómplices de este sistema. Esta fue una de las principales ideas que expresó Monseñor Jorge Lozanoel pasado miércoles 22 de enero en la Casa de la Iglesia de Santander, durante la celebración de las X Jornadas de Homenaje a Guillermo Rovirosa y al cántabro Julián Gómez del Castillo.
Mons. Lozano es obispo de Gualeguaychú, en Argentina, y presidente de la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal de ese país. Amigo personal del Papa Francisco, fue obispo auxiliar durante 6 años en Buenos Aires, junto al que fuera cardenal Jorge Bergoglio.
El encuentro contó también con la presencia de Mons. Vicente Jiménez Zamora  que clausuró las jornadas de homenaje a estos dos grandes referentes para la Iglesia española, organizadas por el Movimiento Cultural Cristiano.
Mons. Lozano desgranó los puntos principales del documento de Aparecida de la Conferencia Episcopal Latinoamericana y de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium.
Sobre la liberación integral del hombre y de todos los hombres, el presidente de la pastoral social Argentina afirmó que la santidad no se aísla del mundo, sino que se llena de humanidad. Urge crear estructuras que borren la inequidad. Debemos simultanear actos de misericordia con abordar las causas del hambre, paro y la explotación, para no seguir siendo cómplices de este sistema.
                                                       
Para el prelado argentino, la evangelización es alegría y buena noticia. Tenemos como referente a las primeras comunidades cristianas, a las que no les fue nada fácil, pero que vivieron con alegría y fueron semilla. La Iglesia hoy, como entonces, continua creciendo por la atracción del amor, no por proselitismo. Eso exige pasar de una pastoral de conservación a una pastoral de misión.
Ante las preguntas del auditorio sobre el papel y la responsabilidad laical en la Iglesia,

Miembros del Movimiento Cultural Cristiano y algunos
de los asistentes, posan junto a Monseñor Jorge Lozano

y en el mundo, Mons. Lozano indicó los dos ámbitos en los que se debe actuar. Hacia el interior, vinculándonos con los otros en las parroquias, los movimientos apostólicos, las comunidades cristianas, desde la amistad, la fraternidad, viviendo juntos los sacramentos,… y hacia el exterior, en el basto mundo del compromiso político, de la educación, de la economía… donde está en juego la dignidad de la persona y donde los cristianos, sin perder su propia identidad, pueden ver cómo influir junto con otras personas de distintas realidades, en la construcción de un sistema que ponga al hombre en el centro. Algo siempre se puede hacer, limitado, pequeño, pero nunca podremos decir que no podemos hacer nada.

 

Recordando a las víctimas de Siria, y de tantas guerras actuales, concluyó su intervención,  animando a vivir la alegría del Evangelio luchando contra el mal que está organizado en este mundo.

A continuación facilitamos a nuestros lectores el vídeo grabado para Solidaridad.TV

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.